Estas son las nuevas estrategias para avanzar en la lucha anticontrabando

Además de identificar y perseguir a los delincuentes, instituciones nacionales y regionales, junto con el sector privado, trabajan en tecnología, educación, capacitación masiva y reconversión laboral.

La lucha contra el contrabando no puede darse de manera aislada. No es un tema que solo involucre a la Dirección de Impuestos y Aduanas (DIAN) o a la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa). Es un tema que, por su magnitud, toca a todos. Desde las instituciones nacionales hasta las regionales, pasando por empresarios, comerciantes y los colombianos en general son actores clave en el control de este delito.

Combatir este flagelo, que le cuesta a la economía un 1,6 % del PIB, y en momentos de pandemia y de escasez de recursos para financiar las crecientes necesidades del país, es un tema que cada vez debe importarle más a todos.

Con esta idea en mente, desde las instituciones se está desarrollando una nueva dinámica de fortalecimiento que involucra hoy esfuerzos no solo del Estado, sino de importantes actores privados y de la comunidad misma.

Por ejemplo, la Fiscalía está perfilando una Dirección Especializada contra los Delitos Fiscales y ha expresado su interés en trabajar con los departamentos en la conformación de laboratorios que faciliten la investigación penal, la formación de peritos, la ayuda técnica y la consolidación de un registro de aprehensión de mercancías con información georreferenciada.

La DIAN y la Polfa, por su parte, abrieron un espacio a la Federación Nacional de Departamentos (FND) como invitada en la Comisión de Lucha Anticontrabando. “Se trata de una muestra confianza y reconocimiento a nuestros aportes técnicos de en este ámbito y al cabal desarrollo del Acuerdo de Cooperación e Inversión entre la República de Colombia, los 32 departamentos, el Distrito Capital y la firma Coltabaco-Philip Morris International (PMI), cuyo valor es superior a los 146 millones de dólares”, asegura el director ejecutivo de la FND, Didier Tavera Amado.

Los gremios, actores fundamentales en la construcción de ese ecosistema, también han dicho “presente”. Recientemente, los departamentos y la Cámara de Industrias Asociadas de Bebidas Alcohólicas realizaron la primera mesa intergremial que debatió temas asociados al contrabando, como la falsificación y adulteración de bebidas alcohólicas.

Didier Alberto Tavera Amado, Director de Fededepartamentos
Foto: ALEXANDRA RUIZ POVEDA

Las mesas serán de ahora en adelante bimensuales y su misión es definir acciones concretas contra las nuevas modalidades de un fenómeno que, como si fuera un virus, tiene alta capacidad de mutación. Representantes de Asovinos, Diageo y la Asociación Colombiana de Empresas Licoreras han expresado su preocupación por el aumento de la comercialización de bebidas alcohólicas ilegales, adulteradas y falsificadas a través de plataformas digitales, así como el uso de couriers o correos informales.

“Esa es la huella que dejan quienes buscan sacar provecho de la pandemia y también, hay que decirlo, de los vacíos en la regulación”, asegura Tavera. Otro flanco de la lucha son la educación y capacitación masiva y el proceso de reconversión laboral que ya está en marcha en sectores populares y especialmente vulnerables, utilizados como caldo de cultivo por las mafias del sector.

En Risaralda, por ejemplo, la FND y la Policía Fiscal y Aduanera han venido impulsando un plan piloto de reconversión sociolaboral dirigido a los vendedores informales del parque La Libertad. Los esfuerzos han estado concentrados en un nicho de 30 personas que representa uno de los principales canales de distribución de cigarrillos de contrabando.

Esta política pública será ampliada progresivamente a los 32 departamentos. La estrategia tiene el respaldo de DIAN, el SENA, Fenalco, la ANDI y otras importantes organizaciones.

Otra armada del nuevo arsenal es la tecnología. Las entidades territoriales cuentan con un Observatorio de Registro y Control de Aprehensiones (ORCA), utilizado para la medición y control de la gestión de los grupos operativos adscritos a las oficinas de rentas departamentales y una fuente de consulta nacional.

Pese a la crisis y a la emergencia sanitaria, los departamentos lograron combatir el fenómeno del contrabando mediante la aprehensión de más de 4,3 millones de cajetillas de cigarrillos, cerca de 135.000 botellas de licor y más de 326.000 cervezas, por un valor cercano a los 14.3000 millones de pesos.

«Por ejemplo, me cuentan que hay unos molinos en Maicao y en Cúcuta que lo único que sirven es para ingresar mercancía de contrabando» – Foto:

Se estima que próximamente será terminado y puesto en servicio el Laboratorio de Tabaco La Suiza, en Rionegro, Santander, llamado a convertirse en un referente a nivel nacional e internacional en diversificación del sector agrícola del país.

Con estos nuevos componentes, la cruzada anticontrabando cobrará mayor vigor en beneficio de la economía nacional y de los programas de salud, recreación y deporte en el nivel territorial.

Fuente: Revista Semana

Comparte esta publicación con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

English EN Spanish ES