Sigue escasez de cerveza y vino; Bavaria reconoce faltas en “algunas referencias”

La crisis de los contenedores y el alza del dólar están entre los factores que tienen en aprietos a productores, importadores y comercializadores.

Foto: Divya Thakur - Flickr
La escasez de producto se debe a la crisis de los contenedores, que dificulta el acceso a materias primas y bienes importados, así como al aumento de demanda característico de la temporada.
Foto: Divya Thakur – Flickr

La escasez de cerveza y otros licores como el vino continúa, señalan gremios de importadores y comerciantes en Colombia. Bavaria, el principal productor de cerveza en el país, finalmente se pronunció este fin de semana a través de un comunicado, en el que explicó que la escasez de “algunas referencias” de la bebida ha sido el resultado de “barreras a la disponibilidad oportuna de materias primas y de contenedores para su transporte”, en alusión a la denominada crisis de los contenedores que tiene en aprietos a las cadenas logísticas globales.

“Estos factores, sumados a la estacionalidad (aumento) característica del consumo de cerveza en Navidad y fin de año y al alto crecimiento de la demanda en 2021, han generado una escasez transitoria de algunas referencias de nuestros productos, en determinadas zonas del país, que esperamos resolver en el corto plazo”, expresó la compañía.

Añadió que para atender la creciente demanda en 2021 hicieron “inversiones que ascendieron a 80 millones de dólares, en ampliaciones de capacidad de producción en las cervecerías de Tocancipá y Tibasosa. Dichas inversiones, a pesar de haberse visto afectadas por el paro, ya se encuentran finalizadas”.

“Entendemos las molestias que esta coyuntura puede causar. Durante las últimas semanas hemos trabajado para minimizar la afectación en todos nuestros clientes y consumidores, y particularmente en las tiendas de barrio, principal canal de comercialización y aliado histórico de Bavaria. Agradecemos a todos los tenderos, distribuidores y consumidores su compromiso y su comprensión en este momento, que reitero, es transitorio”, dijo Fabián Suárez, vicepresidente de Ventas de la compañía.

Bavaria aseguró: “Todo nuestro equipo se encuentra visitando los diferentes puntos de venta, para conocer de primera mano la situación y distribuir nuestros productos de la mejor forma posible. Hemos reforzado la comunicación con mayoristas y distribuidores, para que actuemos con criterios de solidaridad y razonabilidad, respetando la política sugerida de precio, ofreciendo a comerciantes y consumidores precios justos”.

Según el gremio de restaurantes Acodrés, uno de los que desde hace semanas vienen advirtiendo sobre la situación, las dificultades se siguen presentado en todo el país, con prevalencia en las ciudades intermedias. “Tanto en precio como en disponibilidad: cuando no es el costo es la escasez de productos. Los negocios (están) sometidos a una inestabilidad diaria y una presión inflacionaria que les afecta las ventas en la única temporada del año que se podía aprovechar”, señaló Henrique Gómez, presidente del gremio.

Afiliados de Acodrés han afirmado que sus proveedores les explican, por ejemplo, que están teniendo dificultades con el abastecimiento de otros bienes, como el vidrio para las botellas, lo que dificulta terminar el producto. Pero, asimismo, como señala Bavaria, varias de las materias primas de las bebidas —sin especificar cuáles— también son importadas.

Solidaridad por parte de aliados como restaurantes y bares fue precisamente lo que desde septiembre, cuando la crisis de los contenedores y el alza del dólar se empezaron a hacer particularmente evidentes, fue lo que pidió el gremio Asovinos.

La organización, que advierte que los efectos siguen vigentes, señaló que sus asociados habían “evidenciado incrementos en la tarifa marítima internacional del orden del 300 % y en el transporte terrestre local del 80 %”. En ese momento, pidieron un diálogo entre países: “Solicitamos al gobierno colombiano que se comprometa con esta industria, con el objetivo de revisar la situación actual y buscar una solución de raíz que impida el abuso de la posición dominante de algunos actores de la cadena, en este sentido, que emprenda un camino de diálogo con los países en los que las empresas navieras y encargadas de la logística se encuentran registradas, con el fin de lograr unas negociaciones más justas que no deterioren el tejido empresarial colombiano”.

Fuente: EL ESPECTADOR

Comparte esta publicación con tus amigos

Ultimas publicaciones

COLUMNA-OPINION-JULIO-2022
Luz María González de Bedout

Asovinos por la sostenibilidad

Como organización de productores, comercializadores y distribuidores de vino, promovemos el crecimiento de la categoría en el país, la cultura vitivinícola en Colombia y velamos por el consumo responsable, dentro de un criterio de bienestar, progreso y responsabilidad social.

Leer Más >>
Luz María González de Bedout

La calidad tiene precio

El 2022 ha empezado como un año lleno de retos para la industria de vinos y licores a nivel mundial, y uno de los dolores de cabeza más grande para todos, ha sido claramente el plan de acción para acelerar la implementación de la estrategia mundial para reducir el uso nocivo del alcohol 2022-2030 que propone la Organización Mundial de la Salud.

Leer Más >>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

English EN Spanish ES